TTL. La suma estratégica del ATL y BTL.

ATL o BTL?, pero ¿Y si quisiéramos hacer una suma de ambos? ¿Si queremos combinar los beneficios de las técnicas ATL más las BTL?

En el universo del BTL es imprescindible saber todas y cada una de las diferentes maneras de promocionar un producto y cómo difundirlo mediante acciones de publicidad.

Así nace el TTL?

Este término significa “Through The Line”. Tiene un acercamiento bastante integrado, ya que la compañía puede utilizar ambos métodos (tanto el ATL como el BTL) para alcanzar a una buena cantidad de clientes y, al mismo tiempo, generar conversiones.

En base a esta imperante necesidad nace un relativamente nueva técnica de marketing conocida como TTL –Through the Line- o a través de la línea como se podría traducir al español.

Acciones sorpresivas, creativas, que interactúen con el usuario directamente pero que además genere conversación y ese tan afamado boca a boca, sumado a técnicas más convencionales como publicidad en radio y televisión; de esto trata el TTL donde ya no se espera estar por “encima” o por “debajo” de la línea, sino “atravesarla”.

Ya sea por recursos o estrategias las marcas han decidido no parcializarse o hacer uso de estas técnicas en periodos de tiempo separados, por el contrario la necesidad ha sido combinar el mayor conjunto de técnicas mientras sea posible para así obtener mejores y mayores beneficios.

Y aunque la creación del termino es bastante nueva su aplicación no, ya desde hace tiempo los expertos de marketing habían estado combinando técnicas de mercadeo de una u otra tendencia ya fueran ATL o BTL siempre que estas respondieran a las necesidades de la marca, pero no es hasta hace un par de años cuando los mismos expertos decidieron acuñar una nueva terminología que se adaptara a sus novedosas aplicaciones.

El marketing TTL busca potenciar acciones realizadas con un enfoque integrado de 360º, es decir, busca llegar a un gran público y fidelizar un pequeño público a la vez. Algunas campañas solo pueden ser ejecutadas mediante acciones específicas BTL o ABT pero hay campañas especiales que pueden ser integradas mediante ambas estrategias.

Un ejemplo de campaña TTL sería el lanzamiento de una campaña estatal de anuncios patrocinados que enlazara con anuncios de diferentes motos según el sexo, el precio de venta…y donde se ofreciera la posibilidad de probar dichas motos y de asistir a un concurso de conducción en situaciones de riesgo. Durante la experiencia se haría un vídeo que, posteriormente, se difundirá en las redes y otros medios sociales.

Esta acción supone una combinación de ambas estrategias publicitarias puesto que tiene un enfoque general (quiere llegar a todos los públicos, inicialmente) y a la vez tiene un enfoque segmentado en función del sexo y el precio de los vehículos la cual cosa nos da una información muy importante sobre tendencias de consumidor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *