Usuarios de Facebook fueron analizados por el algoritmo de Cambridge Analytica

Mientras Mark Zuckerberg se disculpa frente a legisladores del Congreso de Estados Unidos por el mayor escándalo de la historia de Facebook, muchos usuarios de la red social se preguntan hasta qué punto deberían preocuparse.

La filtración de la consultora Cambridge Analytica afectó a 87 millones de usuarios, cuyos datos personales fueron sustraídos sin su autorización.

_100486815_gettyimages-79493977

Incluidos los de Mark Zuckerberg, según confesó el propio fundador de la red social ante los senadores estadounidenses. La empresa creó perfiles de personalidad en base a esa información facilitada en la plataforma y usó esas cuentas para influir en el resultado de la campaña presidencial de Donald Trump. Un modelo de psicología y un algoritmo de extraordinaria precisión sirvieron a Cambridge Analytica para analizar los perfiles de millones de usuarios de Facebook e intentar influenciar en sus votos.

Alexander Nix, exjefe de la compañía británica, dijo que había logrado hacer un perfil de personalidad de “cada adulto en Estados Unidos” y de esta forma había conseguido influenciar en el resultado de las elecciones que convirtieron a Donald Trump en presidente de Estados Unidos.

¿Pero cómo analizó Cambridge Analytica los datos de esos millones de usuarios?

Facebook ya ha comenzado a enviar mensajes a los usuarios afectados y bloqueó la aplicación This is your digital life (esta es tu vida digital), una suerte de juego en línea a través del cual obtuvieron los datos. El test permitió recopilar todo tipo de información personal, como la fecha de cumpleaños o la cuenta de correo electrónico, además del nombre de los amigos del usuario o sus intereses, construyendo una enorme base de datos en base a perfiles psicológicos.

Si tú o alguno de tus contactos de Facebook hicieron ese test, tu cuenta puede estar comprometida.

El método

En 2013 un profesor de la Universidad de Cambridge llamado Aleksandr Kogan desarrolló como un proyecto personal ajeno a la universidad un test que proponía a los usuarios descubrir su personalidad. Cuando un usuario quería hacer la prueba llamada “Thisisyourdigitallife” (esta es tu vida digital, en español), la app solicitaba permisos para acceder a su información personaly también a la de su red de amigos.

De esta forma, los individuos que hacían el test y aceptaban las condiciones para ello estaban proporcionando todos sus datos al desarrollador de la app, al que, a la vez, le permitían recolectar la información de todos sus contactos.

¿Cómo usaban los datos?

Unas 265.000 personas accedieron al test desarrollado por Kogan. Lo que, sumando la red de amigos de cada uno de estos usuarios, le permitió acceder a “unos 50 o 60 millones de perfiles de Facebook en dos o tres meses”, según Wylie.

El mismo Christopher Wylie cuenta: “Solo necesitábamos tocar un par de cientos de miles de personas para expandirnos en toda su red social, que luego podíamos escalar al resto de EE.UU.“.

Entre la información que recabó la app se encuentra la información personal de los perfiles, actualizaciones de estado“me gusta” y “en algunos casos, mensajes privados”.

Ello, según le dijo Wylie a The Guardian, le permitió a Cambridge Analytica conocer a qué tipo de mensaje iba a ser susceptible cada usuario para tratar de influir en su forma de pensar, así como el contenido, el tema y el tono que debían usar en cada caso.

Según la red social, “ya no es posible” que una aplicación acceda a la información personal de los amigos de los usuarios que la usan. Pero en aquel momento esa opción dependía de la configuración de privacidad de cada usuario.

Cambridge Analytica aseguró que una vez supo cómo Kogan había recopilado los datos, los borró en 2015. También dijo que ninguno de esos datos fue usado en los servicios que proporcionó a la campaña del presidente Trump y añadió que no usó ni guardó datos de perfiles de Facebook.

_100486819_gettyimages-487457943

Asimismo, un portavoz de la empresa de Mark Zuckerberg dijo que la recopilación de los datos por parte de Kogan y Cambridge Analytica no significa que se haya vulnerado la seguridad de la plataforma, ya que “los usuarios cedieron su información; no hubo infiltración en los sistemas y no hubo robo de contraseñas ni de información sensible”.

La compañía aseguró en un comunicado: “Estamos comprometidos con fortalecer vigorosamente nuestras políticas para proteger la información de la gente y daremos los pasos necesarios para lograrlo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *